• Multiplica la seguridad con cerraduras invisibles

    17 mayo, 2018 | Blog
  • Actualmente los delincuentes tienen numerosas formas de abrir cerraduras, desde las técnicas más sigilosas empleando ganzúas o descifrado de código hasta las maneras más violentas de forzar una cerradura. Es por eso por lo que el sector de la cerrajería cada vez intenta lograr más la invisibilidad y la imposibilidad de manipulación de nuestras cerraduras y puertas.

    Un sistema de seguridad eficaz

    Las cerraduras invisibles se han convertido en una de las opciones favoritas para añadir un extra de seguridad en el hogar. Tal como su nombre indica, son invisibles, es decir, desde el exterior de la vivienda no es posible verla, por lo que si no se tiene conocimiento de ella es imposible saber si hay y mucho menos en que lugar de la puerta está ubicada.

    Como no tienen orificio de entrada por el cual introducir una llave para abrir y cerrar, funcionan a través de mandos a distancia, muy parecido a como funcionan las puertas de garaje. Algunos modelos incorporan la posibilidad de uso mediante el teléfono móvil, por lo que no hay que cargar con el mando a distancia.

    Ventajas de las cerraduras invisibles

    Uno de los beneficios de las cerraduras invisibles es que son muy sólidas, hechas para ser robustas y proporcionar un gran extra en el nivel de seguridad. La apertura y el cierre funcionan mediante sensores magnéticos, los cuales se activan a distancia con un mando o un teléfono móvil, esto permite que no tengamos que estar cerca para activarlo, por ejemplo, si sales de casa y te acuerdas en el trabajo de que no has cerrado, puedes activarlo con el smartphone, lo que proporciona un valor extra a la cerradura invisible.

    Algunos modelos pueden activar un cierre de emergencia si detectan algún tipo de actividad sospechosa, además de poder alertar mandando avisos a través del wifi a los distintos dispositivos móviles e incluso emitir un sonido de alarma. Esto es tremendamente útil para responder rápidamente ante un intento de intrusión.

    Algunas cerraduras invisibles tienen también un detector de cierre de puertas, con esto de forma automática cuando se cierra la puerta, el sistema magnético se activa y bloquea la puerta, algo muy útil para los más olvidadizos. A su vez, se pueden activar una serie de alertas acústicas que se pueden configurar en varios idiomas para que avise cuando la puerta se abra o se cierre.

    Cerraduras seguras

    Una de las posibles preocupaciones a la hora de adquirir una cerradura invisible es que ocurriría si se bloquea por un fallo del sistema o por algún caso similar. Esto no supone ningún problema ya que todas las cerraduras invisibles cuentan con un completo sistema auxiliar para casos de emergencia, y cuentan siempre con un modo de desbloqueo manual desde el interior.

    Como punto final hay que añadir que ningún sistema de seguridad es cien por cien eficaz, es decir, si bien es cierto que los delincuentes necesitarían de mucho más tiempo para sortear no solo la cerradura convencional sino también la cerradura invisible, con mucho tiempo podrían superarla. Sin embargo, es improbable que esto ocurra ya que el hecho es que las invisibles son un método disuasorio muy eficaz.

    [Total:2    Promedio:5/5]